jueves, 11 de agosto de 2011

(56) Alma venturosa.

De las muchas formas de sentir, de las muchas formas de reconocerse enamorado, esta, sutilmente triste, de alma discreta; esta, la del primer cuarteto de "Alma venturosa" de Lugones. En comparación con esos simples, conmovedores y poéticos versos, el resto del poema es sólo una formalidad para completar la estructura del poema. 


Al promediar la tarde de aquel día, 
cuando iba mi habitual adiós a darte,
fue una vaga congoja de dejarte
lo que me hizo saber que te quería.

Tu alma, sin comprenderlo, ya sabía...
Con tu rubor me iluminó al hablarte,
y al separarnos te pusiste aparte
del grupo, amedrentada todavía.

Fue silencio y temblor nuestra sorpresa;
mas ya la plenitud de la promesa
nos infundía un júbilo tan blando,

que nuentros labios susiraron quedos...
y tu alma estremecía  en tus dedos
como si se estuviera deshojando.

"Alma venturosa". Leopoldo Lugones. 

1 comentario:

Patty dijo...

No conozco la obra de Lugones. Esto esta bueno.

Publicar un comentario